Para que el caso que recogemos en el título de este artículo no suceda o, al menos, para prevenir que los casos de acoso escolar o bullying acaben mal, los centros de psicología clínica infantil en Granada se encargan de orientar a padres y niños para que puedan afrontar esta situación.

En unos días, nuestros hijos empiezan un nuevo curso escolar. Algunos van cargados de ilusión, con sus mochilas nuevas, con ganas de ver a sus antiguos compañeros, etc. Sin embargo, hay otros niños y niñas que no encuentran la misma ilusión que los anteriores. Esto puede ser perfectamente porque extrañarán el verano, porque son algo más perezosos para estudiar o, en el peor de los casos, porque tuvieron una experiencia negativa y preocupante en el curso anterior.

Como es un tema recurrente y bastante preocupante para padres e hijos, en los centros de psicología clínica infantil en Granada dan unas pautas de observación para que conozcas cuáles son los síntomas más frecuentes que suelen darse en niños y niñas que están siendo sometidos a un acoso por parte de otros compañeros en el entorno de la escuela o en sus inmediaciones. Los síntomas serían los siguientes:

1. Se muestra triste o se irrita y enfada con asiduidad.

2. No duerme ni come bien, se levanta cansado y con sueño.

3. Su comportamiento ha cambiado: ha pasado de ser un niño alegre y vital a convertirse en un niño solitario y ensimismado.

4. Presenta moratones, arañazos, golpes y otras señales físicas que delatan que puede estar siendo maltratado.

5. Pone excusas frecuentemente como el dolor de cabeza o tripa para no acudir al colegio.

Estos son algunos de los síntomas, pero hay muchos más. Si notas alguno de ellos, no dudes en acudir a nuestra clínica Isabel Fernández Portillo. Te ayudaremos en todo cuanto sea posible. Llama ahora.