La psicología familiar en Granada es la herramienta perfecta para hacer frente a los problemas de comunicación que se dan habitualmente dentro de las familias. Es muy habitual que cuando hay graves problemas en la pareja, con los padres o los hijos se deba a una falta de empatía y de entendimiento provocado por fallos subsanables en las estrategias comunicativas.

La psicología familiar en Granada ofrece técnicas y herramientas que nos ayudarán a aprender a escuchar y no dar por hecho lo que la otra persona piensa, siente o quiere decir. Esto puede suponer un shock, sobre todo si los puntos de vista son diametralmente opuestos o si nunca nos hubiéramos imaginado que esos pensamientos se estuvieran dando.

Sin embargo, es mucho mejor para el bienestar de la familia enfrentarse a ellos y luchar por ponerse de acuerdo o, al menos, entender las distintas opiniones que dejarlas enterradas ya que al final podrían terminar explotando y cargarse la relación familiar.

Una familia, como cualquier otra relación entre personas, necesita ser alimentada mediante la comprensión y la comunicación. De otra forma, los vínculos entre sus integrantes irán cayendo y la relación se podrá acabar a largo plazo. Por ello, la visita a una psicóloga especializada puede ayudarnos a saber cómo entendernos y fortalecer la relación entre los distintos miembros de la misma.

Si necesitas ayuda para terminar con los problemas comunicativos dentro de la familia o tienes algún problema como ansiedad o depresión, la consulta de la psicóloga Isabel Fernández Portillo es el lugar perfecto para solucionarlo.