Cualquier psicólogo clínico en Granada sabe que, si bien el estrés es una reacción natural de nuestro organismo y puede llegar a ser positivo y beneficioso, un nivel excesivo del mismo o no saber gestionarlo apropiadamente es perjudicial para nuestra salud física, psicológica y emocional, y puede llegar a convertirse en la causa de enfermedades y trastornos más graves. Pero ¿qué es el estrés?

El estrés es un mecanismo de respuesta de los seres humanos que se activa en el momento en el que estamos sometidos a circunstancias o situaciones que nos crean mucha presión y superan nuestros recursos. Esta sobrecarga nos ayuda a adaptarnos a los cambios que se dan en nuestro entorno, pero también puede perturbar nuestro equilibrio interior, especialmente si los episodios de estrés que experimentamos son recurrentes y persistentes en el tiempo.

En función de diferentes factores que debe evaluar un psicólogo clínico en Granada, se puede determinar si padecemos estrés y de qué tipo, de entre los cuales se distinguen las siguientes categorías:

- Estrés positivo. Es la reacción natural de nuestro organismo que se activa ante diferentes situaciones o circunstancias difíciles. Aunque nos produce una sensación desagradable, es completamente normal en todo el mundo.

- Estrés agudo. Se caracteriza por ser efímero, pues aparece y desaparece con suma rapidez, y también es común en todo el mundo. Debido a su corta duración, no suele tener consecuencias para la salud.

- Estrés agudo episódico. Es la forma de definir el estrés agudo que aparece con mucha frecuencia y se caracteriza principalmente porque quien lo padece experimenta altos niveles de angustia de forma habitual.

- Estrés crónico o patológico. Hace referencia a los episodios de estrés que perduran durante largos períodos de tiempo y tienden a generar problemas graves en nuestra salud.

En Isabel Fernández Portillo contamos con profesionales que te atenderán y ayudarán a equilibrar tus niveles de estrés en tu vida diaria.