Dentro de la psicología cognitiva en Granada existen diversos tratamientos que ayudan a las personas a superar todo tipo de trastornos. La terapia cognitivo conductual es un tratamiento que ayuda a los pacientes a comprender que los pensamientos y sentimientos influyen en sus comportamientos diarios y en definitiva en su vida. A lo largo de la terapia que suele ser a corto plazo, se aportan al paciente las herramientas necesarias para identificar y cambiar los patrones de pensamiento destructivos que influyen negativamente en su comportamiento. Esta terapia ayuda a las personas a superar trastornos de ansiedad, fobias, adicción, depresión, etc. 

Se trata de hacer ver al paciente que no puede tener el control de todo lo que ocurre a su alrededor pero sí de la interpretación que él hace de esa realidad. Nuestros problemas emocionales a menudo son fruto del aprendizaje y de experiencias vividas con las que aprendemos reacciones emocionales dañinas y dolorosas. 

Los profesionales como Isabel Fernández Portillo que aplican la terapia cognitivo conductual, comienzan por ayudar al paciente a identificar cuales son esas creencias erráticas y problemáticas, centrándose posteriormente en los comportamientos reales que contribuyen al problema y aprendiendo el paciente nuevas habilidades que pone en práctica en las situaciones de su día a día.

La terapia se realiza de forma gradual, de manera que el paciente vaya dando pequeños pasos que le lleven a cambiar su comportamiento. Las habilidades que el paciente adquiere en este tipo de terapia de psicología cognitiva en Granada, le ayudarán no sólo a superar trastornos actuales, sino a estar preparado para afrontar otros que puedan surgir en un futuro.