¿Cómo abordar un problema de celos entre hermanos?

958 80 03 22
¿Cómo abordar un problema de celos entre hermanos?

Acudir a una clínica de psicología familiar en Granada puede resultar muy beneficioso cuando se produce un problema que afecta a toda la unidad familiar como pueden ser los celos que siente un hijo ante la llegada de un hermano.

Que la llegada de un nuevo miembro a la familia cause celos en los niños pequeños es totalmente normal, especialmente en aquellos que tienen edades comprendidas entre los 3 y los 6 años. El problema es cuando esos celos se vuelven incontrolables, alteran la armonía familiar y se prolongan en el tiempo. La mayoría de estos cuadros de celos se deben a que el niño/a no asimila que el cariño de los padres (más el materno) puede ser compartido.

En aquellas ocasiones en las que la situación se vuelve insoportable es bueno acudir a una clínica de psicología familiar en Granada que ayude al pequeño/a a comprender que la llegada de un hermano/a no va a suponer una amenaza para él, todo lo contrario. También los padres aprenderán a actuar cuando se enfrenten a los ataques de celos.

Es fundamental que los progenitores dediquen el mismo tiempo a todos los hijos y cuando el recién llegado demande las atenciones lógicas de su edad, hacer entender al resto de hermanos que se trata de un bebé y necesita esos cuidados. Es aconsejable realizar actividades en familia para que los hermanos mayores comprendan que su presencia y la de un nuevo hermano/a no son excluyente, sino que el nuevo miembro viene a unirse a un núcleo del que ellos ya formaban parte. 

El diálogo es tan importante como no ceder a las rabietas de los hijos "celosos" ya que así solo se sentirán poderosos y encontrarán un motivo para seguir portándose así. Intentar que no se sienta desplazado desde las acciones y las palabras es fundamental. En Isabel Fernández Portillo contamos con gran experiencia en el tratamiento de problemas con niños y adolescentes. Ven a vernos si vives una situación parecida.