Casos que se tratan en las terapias de pareja

958 80 03 22
Casos que se tratan en las terapias de pareja

Ya hemos hablado con anterioridad de cuándo hay que acudir a una terapia de parejas en Granada y que no hay que esperar a que sea demasiado tarde y sea irrecuperable el futuro de la relación. Sin embargo, nos quedaban por repasar los casos más típicos y frecuentes por los que las parejas solicitan ayuda para asegurar la viabilidad de su relación, un asunto que vamos a abordar en las siguientes líneas de esta entrada.

Una de las causas más frecuentes es el significado o lo que motiva las maneras y las actuaciones de la otra persona, refugiarnos en nuestra opinión, olvidándonos de las lógicas diferencias, la importancia que supone para la reducción de los conflictos es saber que esto es así y buscar el acercamiento como forma de reducir las diferencias.

Una de las causas más frecuentes es el significado o lo que motiva las maneras y las actuaciones de la otra persona, refugiarnos en nuestra opinión, olvidándonos de las lógicas diferencias, la importancia que supone para la reducción de los conflictos es saber que esto es así y buscar el acercamiento como forma de reducir las diferencias.

Como es lógico, en cada situación que tratemos en el gabinete de Isabel Fernández Portillo pondremos en práctica unas técnicas u otras. Pero, en lo que se refiere a los motivos y casos más frecuentes que animan a una pareja a acudir a terapia de este tipo, están por supuesto los problemas de carácter cotidiano, que son el origen de fuertes conflictos o discusiones frecuentes, los cuales la pareja no se siente capaz de resolverlos.

Los problemas sexuales son también motivo frecuente para acudir a una terapia de parejas en Granada, muchos de los cuales forman parte de las relaciones desde hace tiempo y se espera que con el tiempo se solucionen. Estamos hablando de problemas que suelen surgir con el paso del tiempo, como la pérdida de apetito sexual o el bajo deseo, pero que también pueden implicar un exceso de deseo por parte de alguno de los miembros y que no sea correspondido por el otro.

Celos e infidelidad son, por descontado, dos problemas frecuentes en este tipo de terapias, mientras que algún rasgo de la personalidad o diferentes maneras de vivir la vida o el futuro también pueden resolverse en este tipo de terapias psicológicas.