Aprende a gestionar tus emociones negativas sin reprimirlas

958 80 03 22
Aprende a gestionar tus emociones negativas sin reprimirlas

A lo largo de mi amplia trayectoria como psicólogo clínico en Granada he podido comprobar cómo negarnos el “derecho” a tener emociones tristes o negativas es un grave error que termina pasándo factura. Parece que ha tenido que estrenarse la popular película “Del revés” para que la población entienda lo que los psicólogos llevamos tiempo advirtiendo: las emociones no deben bloquearse sean del tipo que sean.

Nadie está triste, deprimido o ansioso por propia voluntad, pero lo que está claro es que estos sentimientos van a estar presentes en muchas ocasiones a lo largo de nuestras vidas. No son sensaciones que aparezcan de un día para otro, sino que lo más probable es que se produzcan en situaciones vitales muy concretas. Aprender a entender qué hace que nos sintamos así y saber cómo gestionar esos estados de ánimo negativos es fundamental para crecer como personas y poder llevar una vida emocional más plena y sana.

El peso de la cultura tiene mucho que ver en este sentido. Desde pequeños nos han inculcado un rechazo hacia la tristeza sin que hayamos sido conscientes de ello. Seguro que a ti también te decían cuando eras un niño que no lloraras “porque te ponías muy feo”, frase que aunque puede parecer inocente, deja patente cómo son vistas en la sociedad este tipo de emociones.

El bloqueo de una emoción mirando hacia otro lado es un método de protección. Como experta psicólogo clínico en Granada sé que no dejar fluir la tristeza y los sentimientos negativos pueda dar lugar a la aparición de situaciones de ansiedad, estrés o procesos de somatización con graves consecuencias para la salud. Además, no debes olvidar que negar la tristeza no va a hacer que desaparezca.

Si tienes problemas para enfrentarte a este tipo de sentimientos, ven a verme. En la clínica de Isabel Fernández Portillo te enseñaré a gestionar estos sentimientos para crecer emocionalmente y mejorar tu calidad de vida.